A Esparza se le suman nuevos aprietos

Reiterando exigencias de la Auditoría Superior del Estado (ASE) el rector de la Benemérita Universidad Autónoma del Estado de Puebla (BUAP) Alfonso Esparza Ortiz, se ha visto en mayores complicaciones por lo que respecta a la claridad de los “dineros” destinados a la construcción de ciclovías, negándose a entregar estados financieros, contratos, asignaciones presupuestales, estudios preliminares, etc. Así como de lo otorgado al equipo universitario de soccer que hizo de las suyas y fracasó pomposamente en la primera división, negándose en mismo sentido, a presentar estados financieros, actas constitutivas y registros de auditorías internas o externas (además de pago de remuneraciones y bonificaciones realizadas a la gestión y funcionamiento del equipo) por lo que respecta al nombre de Lobos BUAP.

Según el Instituto de Acceso a la Información Pública de Puebla (ITAIP) la institución educativa que comanda Alfonso Esparza se ha negado a entregar santo y seña de los estados financieros sobre las construcciones de ciclovías, el Club Lobos y los documentos de auditorías resultantes de la empresa RESA y Asociados, a pesar de que esta última haya dado fe de no existir ningún mal uso de los recursos y haya librado al rector de explicar ante el Consejo Universitario, los 466 millones de pesos invertidos “al fomento del deporte” dirigidos a favor de una sociedad anónima de la cual Lobos forma parte.

En busca de que se haga cumplir lo solicitado, el ITAIP reprochó opacidad en la administración de Esparza y exigió que se les fueran entregados todos y cada uno de los informes que estén en poder de la institución, para que formen parte del expediente RR-728/2019, correspondiente a la sesión número 23, de dicha plataforma de transparencia.