AMLO, entre los mandatarios de Latinoamérica que más hostigan al periodismo: SIP

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, junto con otros mandatarios de Latinoamérica, son quienes más hostigan al periodismo, así lo concluyó la Sociedad Interamericana de Periodismo (SIP).

Destacados periodistas de la región advirtieron el viernes que los gobiernos populistas de corte autocrático que proliferan en América Latina están cercando al periodismo libre, que se encuentra en retroceso, en una situación de “pérdida de espacio” que es letal para la democracia.

En la reunión de medio año, la SIP concluyó que “los mandatarios Nayib Bukele, de El Salvador; Jair Bolsonaro, de Brasil; Andrés Manuel López Obrador, de México, y Alberto Fernández, de Argentina, son quienes más hostigan al periodismo”.

Asimismo, señalan que “en Bolivia, Venezuela, Cuba, El Salvador y Nicaragua los gobiernos utilizan los medios gubernamentales y las redes sociales para desacreditar a los periodistas”.

La SIP detalla que, pese a la labor que ofrecen los periodistas, desde el poder continúan con la desacreditación y estigmatización del ejercicio periodístico, haciendo uso de sus redes sociales o herramientas gubernamentales.

Un ejemplo de lo anterior lo señaló Miguel Henrique Otero, editor de El Nacional, al que el Tribunal Supremo venezolano ha condenado a pagar 13 millones de dólares por presunta difamación contra Diosdado Cabello, el hombre fuerte del régimen de Nicolás Maduro.

“El nuestro es un caso de incautación privada de un medio para entregárselo a alguien afín al régimen, a Cabello (…) sin un escrutinio legal, bajo un esquema de difamación que no lo fue”, dijo Otero.

Por su parte, el argentino Adrián Ventura, abogado y periodista del Grupo Clarín, Argentina, y por extensión la región, vive un brote de populismo moderno en que “el líder se considera la encarnación y único legitimado para interpretar al pueblo”.

Acotó que, en el lado opuesto, se “coloca al periodismo como el no-pueblo, del que no se admiten cuestionamientos”.

Daniel Scola, periodista brasileño, ligado al Grupo RBS, aclaró que la situación de la prensa en Brasil no está tan amenazada como en México, Venezuela o Argentina, pero reconoció que “nunca ha visto nada como lo que se ve hoy”.