El cambio está a la vista, afirma AMLO

“El cambio que estamos realizando está a la vista”, dijo este mediodía el presidente Andrés Manuel López Obrador al iniciar el mensaje por su primer año de gobierno.

En un ambiente de fiesta, el mandatario salió de Palacio Nacional y caminó entre las vallas saludando a la multitud, acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, para subir al escenario e iniciar el mensaje.

López Obrador reconoció que aún no hay un crecimiento económico, sin embargo, dijo que existe una mejor distribución.

Durante su evento realizado en el zócalo de la Ciudad de México a un año de su gobierno, el presidente dijo: “En octubre la inflación anual fue de 3 por ciento, todavía no ha habido el crecimiento económico como deseamos, pero existe una mejor distribución de la riqueza”.

Aunado a esto, señaló que “el salario aumento en 16 por ciento, como no había ocurrido en 36 años del neoliberalismo”.

Y aseguró que hay “finanzas públicas sanas, de enero a octubre la recaudación de impuestos aumentó 139 mil 699 millones en comparación el año pasado”.

En cuanto al tema de la lucha contra el narcotráfico resalto, “Si reducimos el consumo de droga vamos a poder reducir la violencia”,  “¿Me van a ayudar? Porque si reducimos el consumo de droga vamos a poder reducir la violencia, si no va a ser más complicado; felicidad y vida sana sí, drogas no”.

En este sentido, López Obrador habló sobre una campaña para evitar el consumo de drogas, pidió ayuda a la población y a los medios de comunicación:

“Campaña de drogas me van a ayudar todos en esta campaña porque nada más se conoce lo frívolo, desde luego que siempre van a tener libertad los medios y productores pero reflejan que es como un paraíso: poder, carros de lujos, muchachas y muchachos guapos, ropa de marca, si puede ser que eso suceda, pero también hay otra realidad, el que consume esas drogas puede morir y eso es sufrimiento, no es la felicidad, la verdadera felicidad es estar bien con uno mismo con nuestra conciencia y con el prójimo”.

También aseguró que su sexenio no se le declarará la guerra al narcotráfico, pues aseguró que no se pondrá en riesgo la vida de las Fuerzas Armadas.

Durante su mensaje en el zócalo de la Ciudad de México, López Obrador refirió: “El país padece aún las consecuencias de esa decisión (la guerra contra el narcotráfico), no debe olvidarse que el 2 de febrero de 2007, Felipe Calderón, para tratar de legitimarse, le declaró la guerra y esto ocasionó con masacres y exterminio, se les decía a los generales ‘ustedes acábenlos y nosotros nos encargamos de los derechos humanos”.

Y agregó: ” Una muestra es el índice de letalidad en ese sexenio, en el gobierno de Calderón hubo 709 muertos más que heridos y detenidos. Esta absurda y desquiciada estrategia no se repetirá nunca más, no se pondrá en riesgo la vida y prestigio de fuerzas armadas ni se usarán para acciones inhumanas”.

 

En este sentido, recordó la situación que se vivió en Sinaloa donde fue liberado el hijo de El Chapo Guzmán para no poner en riesgo la vida e integridad de las personas.

“Esto quedó demostrado la tarde de terror y miedo del 17 de octubre con la detención de Ovidio Guzmán, hijo del ‘Chapo’ Joaquín; se prefirió detener el operativo y liberarlo para evitar masacre, podrán decir nuestros adversarios que mostramos debilidad pero nada vale más que la vida de las personas”.

Por último, comento “No aceptamos ningún tipo de intervención” y “democracia sí, militarismo no”, fueron las dos frases con las que se refirió a la posición que mantiene con su homólogo estadunidense Donald Trump.

Explicó que la relación con Estados Unidos es de desarrollo mutuo, cooperación y solución de problemas como la migración, el trasiego de armas, el combate al mercado internacional de drogas y el tráfico de personas.

Sin embargo, dijo que su administración ha dejado claro su posición: “no aceptamos ningún tipo de intervención, somos un país libre y soberano”.

En su discurso por su primer año de Gobierno, López Obrador se refirió también al asilo que otorgó al expresidente de Bolivia, Evo Morales, y aseguró que el boliviano recibió un golpe de Estado, por ello aseguró que en materia de política exterior su posicionamiento es: “democracia sí, militarismo no”.

“Evo no es solo nuestro hermano, que representa mayormente al pueblo indígena, el fue víctima de un golpe de Estado (…), por eso en México sostenemos democracia sí, militarismo no”, afirmó López Obrador.