Epicentro de la prostitución en Puebla a solo 7 calles de Claudia Rivera.

El eje de la prostitución en Puebla se encuentra a solo 7 cuadras de donde preside Claudia Rivera Vivanco, actual presidenta municipal de Puebla, en la ya conocida 14 poniente, calle en la que laboran cerca de 850 sexoservidoras en moteles clandestinos en forma de casonas abandonadas.
Recientemente, el abogado Hilario Gallegos Gómez denunció que, al inicio del gobierno de Rivera Vivanco había solo 450 sexoservidoras, sin embargo, luego de dos años la cantidad ya casi se ha duplicado, por lo que calificó a este fenómeno de “incontrolable”.
“En febrero de 2020 volvimos a hacer una denuncia debido a que al inicio de la administración de Claudia Rivera había cerca de 450 mujeres ejerciendo el oficio. En la actualidad hay más de 850 compañeras. Esto se le salió de control al Ayuntamiento, llamamos al trabajo en conjunto para moderar la prostitución y que haya condiciones de seguridad”.
Lo que más pesa es que, según la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla, este servicio es la principal cortina para la trata de personas de otros estados, principalmente Aguascalientes, Ciudad de México, Chihuahua, Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Tabasco, Tlaxcala, Pachuca, Puebla, Oaxaca y Veracruz.
A pesar de esto, la alcaldesa se limitó a declarar el pasado 28 de octubre que el crecimiento de la prostitución en Puebla se dio durante las administraciones panistas, cuando es su gobierno quienes más han recibido denuncias en casos de sexoservidoras en el Centro Histórico.