Estados Unidos, México y Canadá dan el último impulso al T-MEC

Estados Unidos, México y Canadá intentaron este miércoles superar los últimos obstáculos para adoptar el nuevo acuerdo regional de libre comercio T-MEC, pero aunque mostraron optimismo no adelantaron detalles del contenido ni fecha posible de aprobación.
El representante comercial de Estados Unidos (USTR), Robert Lighthizer, recibió en Washington al subsecretario para América del Norte de México, Jesús Seade, y a la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland, para analizar los ajustes necesarios para garantizar la ratificación del Tratado de Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC).
“Ha habido progreso constante”, se limitó a decir Seade al final del encuentro. “Buenas conversaciones (…) buena reunión”.
Freeland, que fue recibida calurosamente con besos y un abrazo del normalmente tímido Lighthizer, dijo al salir de las oficinas del USTR que era “imprudente hacer predicciones sobre fechas” y reiteró que no negociaría en público.
“Canadá está absolutamente convencido de que ratificar este acuerdo en los tres países sería un paso positivo para Canadá, para Estados Unidos, para México. Sería positivo para todo nuestro continente”, declaró a periodistas.
“Estamos aquí para hacer el trabajo necesario para lograrlo”, afirmó.
Negociado a instancias del presidente estadounidense, Donald Trump, para reemplazar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde 1994, el T-MEC fue firmado en noviembre pasado por los tres países. Pero hasta ahora solo fue confirmado en junio por el Senado mexicano. Y Canadá dijo que ratificaría el acuerdo al mismo tiempo que Washington.
En el Congreso estadounidense, el Partido Republicano de Trump tiene la mayoría en el Senado, pero no en la Cámara de Representantes, donde el texto ha sido seriamente cuestionado por los legisladores demócratas.