George Clooney no sale de la cuarentena

El actor George Clooney prácticamente no ha salido de su casa desde que se declarara la actual pandemia del coronavirus, aunque recientemente haya tenido que viajar hasta Finlandia para comenzar el rodaje de su nueva película, Midnight Sky.
El astro de Hollywood, casado con la abogada Amal Alamuddin, reconoció en entrevista con el dominical The Observer que su miedo a contraer la enfermedad o a contribuir a su expansión le han llevado a seguir un estilo de vida más casero que de costumbre, una dinámica a la que, como al común de los mortales, le ha costado bastante acostumbrarse.
En cualquier caso, el intérprete de 59 años se sabe “afortunado” al contar no solo con una casa amplia y espaciosa, sino también con el apoyo incondicional de su esposa y demás seres queridos. Asimismo, y a pesar de la inquietud que le invade ante el estado de salud de sus familiares de mayor edad, el artista ha tratado de hacer todo lo posible para protegerse a sí mismo y a los demás: una actitud que, de ser compartida por todos, llevará a la sociedad mundial a salir de esta dura crisis reforzada y mejor preparada para los retos del futuro.
“Ha sido un año de mi** para todos, empezó fatal y ha ido a peor hasta hace bien poco. Yo sé que soy afortunado, tengo mucha suerte en mi carrera profesional y tengo una casa muy amplia, en la que tengo suficiente espacio para caminar y de la que prácticamente no he salido desde que empezó esto. Pero como todos, me preocupan mis seres queridos, me preocupa el estado del mundo”, explicó en su entrevista con el citado periódico, poco antes de cambiar el tono de su respuesta para exhibir un notable optimismo ante el futuro inmediato.
“Pero vamos a superar todo esto, estoy totalmente convencido. Si no lo estuviera, no sabría cómo afrontar la crianza de mis hijos. Vamos a salir de esta y creo que, cuando lo hagamos, vamos a ser mejores”, finalizó George Clooney, quien es papá de los mellizos Alexander y Ella, de tres añitos, junto a la abogada de origen libanés.