Gobierno de España registrá a quienes se nieguen a recibir vacuna contra COVID-19

Luego de que la Agencia Europea del Medicamento aprobó este lunes la vacuna desarrollada por BioNTech y Pfizer, podrá empezar a distribuirse a partir del 26 de diciembre, tras confirmar la Comisión Europea la autorización para su venta en la Unión Europea.
“Hoy añadimos un importante capítulo en nuestra lucha contra el COVID-19”, dijo la presidenta Ursula Von der Leyen tras anunciar la decisión.
“Es una buena manera de acabar este difícil año y empezar a pasar página”, añadió.
“La autorización de esta vacuna es definitivamente un paso en la buena dirección y una señal de que 2021 puede ser más radiante que 2020”, aseguró Emer Cooke, la directora ejecutiva de la Agencia.
El visto bueno del Ejecutivo europeo para su comercialización fue cuestión de horas.
Una vacunación contra el coronavirus que en España va a ser voluntaria, según la última actualización de la Estrategia de inmunización frente al COVID-19.
Si bien se van a incluir en el Registro de Vacunación a las personas que se nieguen a ponérsela con el fin de “conocer las posibles razones de reticencia en diferentes grupos de población”, de acuerdo con el documento publicado este lunes por el Ministerio de Sanidad.
Sin embargo, la propia estrategia no especifica si ese registro será con nombres y apellidos o si sólo tendrá carácter informativo y anónimo para contabilizar el porcentaje de no vacunados en cada grupo o estudiar el porqué de la negativa.
“El registrar el rechazo a la vacunación puede ser de interés para ayudarnos a analizar cuáles son las causas por las que se rechaza e insistir en campañas informativas y de divulgación para insistir en la importancia de las vacunas”, explicó la secretaria de Sanidad, Silvia Calzón, en rueda de prensa, aunque no quiso especificar si se tratará de datos anónimos o si el registro contará con datos personales.
Ante la falta de concreción de la medida o sus posibles usos, los periodistas insistieron en si la vacunación va a seguir siendo libre o si, en el caso de haber muchas resistencias, se plantean hacer algo más con ese registro.
Calzón solamente añadió que España “tiene una tradición de buena adherencia a la vacunación en prácticamente todas las vacunas, supera ampliamente a países de nuestro entorno y eso hace que no suframos ciertos eventos, como brotes de sarampión, como sí se dan en otras zonas”.