Huerta Villegas alienta la reconciliación entre panistas

Para Genoveva Huerta Villegas, presidenta estatal del Partido Acción Nacional (PAN), es necesario reconciliar la relación entre los panistas de cara al 2021 y, en mismo sentido, refirió que debido a los problemas que abundan en la sociedad poblana, el ánimo en el partido es sólido.
Vía entrevista, la panista explicó que, a pesar de ser tiempo de dificultades, existe tranquilidad en la proyección de las próximas elecciones intermedias y que prevén el regreso del PAN en la dirección de la sociedad poblana.
Explicó que, si bien existen temas estructurales internos que atender en el partido, el amor a Puebla y al PAN logrará la debida reconciliación entre los militantes.
Por otra parte, explicó que aquellos rumores acerca de candidaturas ya pactadas es un tema que puede caerse en cualquier segundo y que “aún no hay nada para nadie”.
Habiendo esclarecido que hoy todos tienen las mismas oportunidades para perseguir un puesto de elección popular, reafirmó que la identidad panista debe fortalecerse:
“Donde tengamos nosotros mayor identidad y trabajo, será el PAN y nos iremos solos, y lo he dicho, hay muchas mujeres y hombres que pueden encabezar las candidaturas, solamente en aquellos municipios donde se vea que es posible y necesario se hará”.
Por otra parte, expresó que quedan excluidos de la carrera por la elección popular “los misóginos”:
“Aquel que por alguna causa ya esté sentenciado por violencia contra las mujeres, no sólo no va a participar en el proceso 2021, tampoco en el 2024 y siguientes elecciones”.
Huerta Villegas tiene claro que la paridad es un tema a resolver en todos los partidos políticos, pero considera que en el PAN los espacios para que las mujeres tomen progresivamente mayor presencia en los espacios públicos, son cada vez más notorios:
“Es una chamba que todos los presidentes de los partidos desde que llegamos lo sabíamos, y para ésta elección la mitad del estado tiene que ser encabezada por mujeres, y nosotros dentro del PAN nos hemos ido preparando desde hace dos años, incluso desde cinco cuando Martha Erika llegó a la secretaría general del partido, y fue la primera gobernadora a nivel nacional, y su legado fue dejar a muchas mujeres capacitadas”.