La BUAP ha enfrentado una de las peores persecuciones políticas: Alfonso Esparza

Alfonso Esparza Ortiz, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), advirtió que no dejará de trabajar en beneficio de los universitarios, esto luego de afirmar que es blanco de amenazas para obligarlo a renunciar a la rectoría.
Al finalizar la sesión del Consejo Universitario de este jueves 29 de octubre que superó las cinco horas, Esparza Ortiz exigió que, ante las amenazas del gobierno del estado, acompañadas por las denuncias que realizó la Auditoria Superior del Estado (ASE), se presenten pruebas.
“Como rector de la universidad he sido objeto de amenazas y de diversas denuncias sin fundamento, contra mi persona y contra mi familia; todo como resultado de mi postura de no querer renunciar a mi cargo y de evitar que el gobierno estatal tome el control de esta casa de estudios”
Enfatizó que no renunciará a pesar de las presiones en su contra y en contra de su familia, además continuará trabajando al frente de la BUAP y defenderá la autonomía universitaria.
“No es fácil mantenerse en esta postura cuando los principales afectados en la persecución son los familiares, pero es una obligación cuando lo que está en juego es el patrimonio y el futuro de la universidad, sobre todo, cuando los más de 100 mil jóvenes ven en esta institución una oportunidad para mejorar sus vidas y la de sus seres queridos para influir positivamente en su comunidad”
Señaló que, desde el comienzo de la administración estatal, la universidad se convirtió en objeto de persecuciones políticas y múltiples acciones desarrolladas que atentan en contra de la libertad de cátedra y en contra de la integridad de sus integrantes.
“La BUAP ha enfrentado una de las peores persecuciones políticas de su historia que ha atentado contra su autonomía, contra nuestra libertad de cátedra y contra la seguridad y la integridad de quienes integramos esta institución”