¿Manuel Bartlett anda en problemas?

Gracias a la visita del fiscal de Donald Trump, William Barr, es que se desenterró en la memoria mexicana el caso de tortura y muerte del agente de la DEA, Kiki Camarena Salazar, quien fue víctima del narco.

No solo memoria, sino dinosaurios llega a desenterrar su visita.

Al menos para el caso de Bartlett, quien fungiendo por esas fechas como Secretario de Gobierno en el sexenio del presidente Miguel de la Madrid y en compañía de quien fuese entonces gobernador de Jalisco, Enrique Álvarez del Castillo, así como de Juan Arévalo Gardoqui, Secretario de la Defensa, según declaraciones del narcotráfico, se colocan en el momento y lugar justos en que ocurrieron los sucesos en contra de Camarena.

Barr (habiendo sido por aquel entonces procurador) pidió la extradición de Bartlett, pero le fue negada por el gobierno mexicano excusando que existían “falta de lógica”, “datos falsos” y “no había pies ni cabeza” por lo respectivo a las acusaciones en contra del secretario.

Ahora tal vez sea chisme coctelero entre los prehistóricos de la polaca mexicana, pero Kiki no es un simple trago pasado para los estadounidenses, no; es una cuenta pendiente.

William no parece padecer amnesia y su visita en México no pasa desapercibida.

“Por cierto, hace algunos años Estados Unidos solicitó la extradición del entonces Gobernador de Puebla, Manuel Bartlett Díaz”, mencionó Pablo Hiriart.

Bueno, ya veremos si no se les ofrece volverla a pedir…