No se trata de un recurso público si no de una donación: Claudia Rivera

Claudia Rivera Vivanco, presidenta municipal, cometió una equivocación más, pues aseguró que es dinero privado el presupuesto de 1.7 millones de pesos que se repartirán en el programa de apoyos a ciudadanos que gastaron en tanques de oxígeno o incineraciones, a pesar de que este recurso se encuentra en la cuenta 1110044454 de Banorte y que corresponde al DIF Municipal.
La alcaldesa había solicitado desde el año pasado que los trabajadores del Ayuntamiento aportaran parte de su sueldo para los necesitados de la pandemia y pidió que el recurso se entregara a los jefes directos o se depositara en la cuenta del DIF municipal.
Ante esta situación la Auditoria Superior del Estado (ASE) inició una investigación que fue minimizada por Rivera Vivanco.
“En ese sentido, la auditoría estará haciendo una acción preventiva, como lo ha dado a conocer y como hemos hecho énfasis que no se trata de un recurso público si no de una donación que los trabajadores, servidores y servidoras públicas decidimos en esta dinámica de compartir el cariño por la crisis que se está viviendo, también sea rendida la cuenta ante los compañeros y la ciudadanía porque esa es la vocación de los programas”
En tanto, el gobierno municipal puso en espera los apoyos, pues anunció que se modificarían los requisitos que se le solicitarán a los ciudadanos que requieran el reembolso.
“Hacer la aclaración de que los requisitos para que se den los apoyos se encuentran en análisis, los requisitos serán aprobados esta semana y los lineamientos que van a regir hasta la semana entrante, es decir, que esta factura aún no es un requisito firme, el Ayuntamiento busca que los accesos sean fáciles”, manifestó el consejero jurídico Damián Romero Sánchez.
El martes pasado Claudia Rivera había informado que el Ayuntamiento de Puebla entregará un reembolso por el monto de cinco mil pesos para servicios de cremación y tres mil 500 pesos para los ciudadanos que hayan rellenado su tanque de oxígeno.
Entre los requisitos que anunció la administración fue el de presentar por un escrito el motivo por el cual se pide ayuda, una carta de agradecimiento, INE vigente, comprobante de domicilio, nota de defunción, ticket o nota general de la empresa que haya realizado los servicios de incineración, así como el de la compañía que realice el relleno de oxígeno y comprobar que el ciudadano necesite el oxígeno.