Puebla entre los dos estados con mayor influencia del narco

Las células criminales que pertenecen a cárteles del narco han extendido sus operaciones hasta 40 por ciento del territorio mexicano, en donde Puebla se sitúa entre dos estados con mayor influencia, lo que ha detonado actos de violencia.

La situación preocupa al gobierno estadounidense, lo suficiente como para que el embajador Christopher Landau advierta que “si no lo combatimos, esto se va a poner mucho peor”.

No ha sido el único. “Hay áreas de México que yo caracterizaría como sin ley… los cárteles de la droga se encargan de la infrastructura, los servicios y sus negocios, que son las drogas”, dijo David Glawe, subsecretario de Seguridad Nacional, en audiencia legislativa.

Algunos especialistas consideran que los cárteles buscan más bien anular o desafiar el control político para promover sus operaciones criminales.

Para ello usan lo mismo amenazas, que corrupción, disponen de miniejércitos y adoptan tácticas militares.

Peor aún, en Estados Unidos hay también una corriente que considera a los cárteles como una amenaza regional y promueve la idea de proclamarlos como agrupaciones terroristas.