Puebla se vuelve loca tras decreto de Ley Seca

Las primeras horas de este martes fueron un caos luego de que la sociedad poblana se enterara del decreto del Gobierno Estatal el cual estableció, entre otras medidas sanitarias, la prohibición de la venta de alcohol. No obstante, gran parte de poblanos hicieron tumultos para comprar en tiendas que hicieron caso omiso a lo establecido por gobernación.
Los esfuerzos para reducir la ola de Covid-19 en la entidad previeron establecer Ley Seca para evitar la realización de “fiestas Covid”, las cuales han contribuido a la propagación del virus SARS-CoV-2 en Puebla.
Pese a que el decreto estipuló claramente la venta de bebidas embriagantes, Protección Civil del Estado tuvo que intervenir sucursales de las vinaterías Prissa, luego de que estas hicieran caso omiso y vendieran clandestinamente a una gran cantidad de personas abarrotadas.
Tres sucursales de Prissa fueron clausuradas por no acatar las medidas de salud, las tiendas que fueron cerradas se encuentran en la 11 y 24 sur, así como la ubicada frente a la China Poblana.
En mismo sentido, se sabe que la nave F de la Central de Abastos no solo desobedeció a la autoridad, sino que presumió en redes sociales la llegada de un camión de cerveza para ofrecerlo al público.
Por último, la tradicional Sidra de temporada también estará dentro de la prohibición.