Ravens entra a la ronda divisional

Lamar Jackson se recuperó de una intercepción y con sus rápidas piernas devoró el terreno para cruzar las diagonales en el segundo cuarto y empatar el partido que al final ganaron los Cuervos de Baltimore por 20-13 a Titanes de Tennessee, con lo cual es otro de los invitados a la ronda divisional de la Conferencia Americana. En tanto, por la Nacional accedió Nueva Orleans al imponerse 21-9 a Osos de Chicago y la próxima semana los Santos enfrentarán a Tampa Bay, en el duelo de veteranos entre Drew Brees y Tom Brady.
Los Cuervos vinieron de atrás para romper el cero en ese segundo episodio con el gol de campo de Justin Tucker, de 33 yardas, y el touchdown de Jackson que igualó la pizarra 10-10 en esa carrera de 48 yardas.
Para el siguiente episodio, los Cuervos, con su habilidoso y joven quarterback, salieron decididos a la victoria que se consumó con la anotación terrestre de JK Dobbins y de otro gol de campo de Tucker, de 51 yardas, luego de haber fallado uno de 52.
El equipo de Nashville buscó afanosamente cambiar el rumbo del partido; sin embargo, la intercepción de Marcus Peters al pase del mariscal Ryan Tannehill dirigido a Kalif Raymond, a menos de dos minutos del último cuarto, sepultó las aspiraciones de los dirigidos por Mike Vrabel.
Luego de la intercepción de Peters, varios jugadores de los Cuervos pisotearon el logotipo de Tennessee en el medio campo, provocando una penalización de 15 yardas que no los inmutó. Los Titanes habían hecho lo mismo en Baltimore en la semana 11.
La defensiva visitante logró un buen trabajo al contener al corredor estrella de los Titanes, Derrick Henry, líder de la NFL en acarreos, quien apenas concretó 40 yardas en 18 avances.
Fue la sexta victoria consecutiva de Baltimore en la tercera temporada de Jackson y su primer triunfo en playoffs. El mariscal totalizó 179 yardas aéreas y 136 terrestres, un touchdown y una intercepción.