Soleimani debió haber sido asesinado ‘hace mucho’; iraníes no están tristes por su muerte: Trump

“Su marcha no pondrá, Dios mediante, fin a su obra, y a los criminales que mancharon anoche sus sucias manos con su sangre pura y la de los demás mártires los espera una dura venganza. Soleimaní era la cara internacional de la Resistencia, y quienes la aman piden venganza”,  advirtió el guía supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei.

“El martirio es la recompensa por su incansable trabajo durante todos estos años (…) si Dios lo quiere, su obra y su camino no se detendrán aquí, y una venganza implacable espera a los criminales que se han llenado las manos con su sangre y la de otros mártires”, manifestó, a través de Twitter.

A través de redes sociales, el guía supremo de Irán realizó esta advertencia tras el asesinato del general iraní Qasem Soleimani, quien murió en un bombardeo estadounidense en Bagdad ordenado por el presidente Donald Trump.

Mientras que ante el clamor de “muerte a América”, cientos de iraníes participaron hoy en una procesión para lamentar el fallecimiento del comandante Qasem Soleimani, de las Fuerzas Quds, tras un ataque con misiles estadounidenses a las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad la madrugada de este viernes y condenaron la acción militar de Washington.

Las protestas y homenajes tras la muerte del general se extienden en las ciudades de Arak, Bojnourd, Hamedan, Hormozgan, Sanandaj, Semnan, Shiraz y Yazd, los dolientes afirmaban que “el eje de cualquier mal es América, el lema de la religión y el Corán es la muerte de América”, reportó por su parte Al Jazeera.